Archives for Innovación

Innovación: no te enamores de tu idea

innovaciónPor Luis Roldán González de las Cuevas

No es un novelón, se trata de algo muy real y serio, estamos hablando de negocios, emprendimiento e innovación.
Seguramente coincidimos en que nada se puede hacer bien y menos aún que resulte exitoso si no hay pasión, ganas y fuerza para emprenderlo.
Condición indispensable también (tal vez especialmente) en los negocios, pero con una cara un poco riesgosa.

Lo ilustro con un ejemplo. Días pasados un cliente me comentaba sobre una innovación de nuevo producto/servicio que había ideado lanzar. Lo hacía con un convencimiento absoluto, no podía ser de otra manera en un emprendedor entusiasta como él. Por mi parte, haciendo un esfuerzo, me puse en los zapatos del posible cliente al que apuntaba el nuevo producto y realmente no me encajaba por un par de razones importantes.
Los argumentos de mi cliente y amigo eran muy lógicos pero, como es natural, estaban construidos desde su óptica, percepción, ganas y pasión. En pocas palabras estaba “enamorado de su idea”.

Pero como en otros aspectos de la vida, los amores no son siempre correspondidos. Claro que en este caso pueden no ser correspondido por el cliente, y por más que insistamos con todas nuestras “armas de seducción”, no hay caso, las ventas no cumplen las expectativas, a pesar de ser, aparentemente, toda una innovación.
En el mundo de los negocios hay muchos ejemplos de esta situación, en empresas de todos los tamaños y sectores. De hecho el porcentaje de fracasos en la innovación es altísimo.
Pero para evitar este riesgo que puede ser fatal ¿cuál es la fórmula? ¿acaso no apasionarse? Decíamos que si no hay pasión seguramente no habrá éxito, con lo que hay entonces una paradoja.
No creo en las fórmulas mágicas pero me permitiré un consejo.

La creación, la idea, finalmente la innovación, surge con pasión, pero el análisis, con lógica.

Habrá que “desenamorarse” un poco y saber escuchar al cliente, que finalmente es el juez inapelable de nuestras ideas de negocios ¿Qué tal una investigación? ¿Un sondeo? ¿Una conversación con algún experto?
Pueden ser buenas ideas, pero lo importante es la actitud, la mente abierta. No se trata de tener la razón empecinadamente, sino de que la idea funcione y hagamos buenos negocios.

Cuando estamos enamorados nos cuesta mucho aceptar las críticas hacia quien creemos casi perfecto…

¡Cuidado hay amores que matan!

Hasta pronto.

¡El producto no es lo primero!

Por Luis Roldán Glez. de las Cuevas

producto

Cuando de emprender se trata, entendiendo el término no solo como una nueva empresa, sino también un nuevo producto o servicio, el centro de atención se pone siempre ( o casi siempre) en el producto a lanzar. 

Pues resulta que el producto no es lo primero. ¡Ni lo más importante!

Me imagino que pensarás que estoy loco o algo peor. Antes dame la oportunidad de precisar un poco la idea y matizar esta aseveración, que reconozco que es un poco extrema. 

Un producto o servicio diferenciado y potente es la base fundamental, pero…
Vaya un ejemplo. Un producto no demasiado ingenioso y con cero de tecnología: una especie de huevera para hacer huevos duros sin cáscara vendió a poco de su lanzamiento más de ¡14 millones de unidades!!! 

¿Cómo lo consiguió? Con televenta… si, eso de lo que muchos piensan que no vende. 

Está claro que la clave fue el canal de comercialización. 

Lamentablemente muchos emprendimientos fracasan, no por el producto o servicio en sí, sino por su comercialización: ¡la pieza clave! 

En resumen: 

¡Debes darle al menos tanto peso a la comercialización como a la idea del producto o servicio! 

Para pensar.
Hasta pronto.

Innovación y cambio

Intenta algo nuevo por 30 días.

Una idea sencilla y sugerente para la innovación y cambio personal.